Martes 06 de Agosto de 2019

Viaje Lingüístico Europa 2019 / Paris

Img 20190715 124046

Paris

Llegamos a final de tarde y para no desaprovechar la noche, decidimos adicionar una visita nocturna a Montmartre, Sacré Coeur, para ver los fuegos artificiales por el día de Francia.

 

Los tres días y medio en Paris fueron excitantes y agotadores.  Optimizamos el tiempo para poder realizar diversas visitas obligadas a la capital de Francia.

La Tour Eiffel

 

 

 

 

 

 

 

Al día siguiente de nuestra llegada a París partimos en el bus hop on hop off para tener una mirada general de la ciudad.  Nuestra primera parada fue en el Louvre para apreciar su monumental construcción y sus alrededores (jardins des Tuileries, arc de triomphe du Carrousel, le carrousel) para luego tomar las respectivas fotos de la Tour Eiffel desde lejos.

 

 

 

 

De acuerdo a lo planificado por la agencia, tomamos un tour por el río Sena para observar los diversos monumentos que lo bordean. Fue un día soleado que nos permitió disfrutar todo al máximo.

 

Las alumnas tuvieron tiempo para conocer l’Arc de Triomphe y recorrer les Champs- Élysées.

 

 

 

 

 

 

 

Segundo día

Las alumnas lograron subir a la Tour Eiffel para disfrutar de la vista du Champ de Mars. Seguidamente nos dirigimos al Musée d’Orsay. Llo que siempre llama la atención de todas es el impresionismo, es un museo donde uno puede estar horas y horas deleitándose del arte. Desde ahí fuimos al barrio latino para hacer compras de souvenirs. Fue hermoso recorrer esa calles llenas de arte, tiendas y colores variados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tercer día

Muy temprano en la mañana tomamos el tren hacia Versailles.  Aprovechamos para conocer sus jardines y la majestuosidad de su construcción. Nuestras alumnas, como siempre, fueron muy puntuales en el meeting point.

Finalmente nos fuimos a recorrer las exposiciones en el Louvre. Luego de recorrer fuimos a descansar en los jardines des Tuileries.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuarto día

Llegó la hora de partir a Santiago, pero había que aprovechar al máximo.  En la mañana temprano tomamos el metro para conocer Le Sacré Coeur, Montmartre. Disfrutamos sus tiendas, los artistas, compramos los últimos recuerdos y partimos al hotel. Con gran pesar por dejar esta bella ciudad iniciamos nuestro viaje al aeropuerto. Hicimos cuanto pudimos, no paramos de caminar y andar en metro. Nuestros pies se cansaban, pero nuestro anhelo de conocer más y más permaneció inalterable. Fue un hermoso viaje!!