Lunes 27 de Noviembre de 2017

Día de la Diversidad

Asb 3272

La última semana de noviembre celebramos por primera vez el Dia de la Diversidad en La Maisonnette. Al llegar al colegio todas las alumnas fueron recibidas con un sticker para pegar sobre el corazón de cada una. Al caminar por los pasillos pudimos disfrutar de la maravillosa exposición fotográfica de la fundación "Ojos que ven, corazón que siente" que nos invitó a mirar la diversidad.

El objetivo de esta actividad fue generar una instancia colectiva de reflexión en torno al tema, evidenciar que todos somos diferentes, cada uno tiene algo especial que aportar a los demás y sensibilizar a la comunidad Maisonnette sobre la importancia de desarrollar valores inclusivos, en una comunidad abierta a la diversidad.
Trabajamos todo el día en torno a los valores que sustentan una cultura inclusiva, como lo son el respeto a la diversidad, el amor, la alegría, la participación y el hacer comunidad.
La Maisonnette desde sus orígenes, cree firmemente en la importancia de educar en y para la diversidad, apuntando al desarrollo de valores como el respeto, solidaridad, justicia y equidad; formando mujeres profundamente humanas, pluralistas, emprendedoras y comprometidas… mujeres para el mundo.

Destaca entre las tradiciones más preciadas de nuestro Colegio, la no discriminación ya sea por conformación familiar, capacidades, tendencia ideológica, política o religiosa. Es en este contexto, que para La Maisonnette, la diversidad constituye un real valor, en la convicción de que cada una de las personas, aporta desde su única y particular singularidad, a engrandecer nuestra comunidad.

Hubo actividades en todos los niveles, cuentacuentos para las más pequeñas, una charla de nuestra apoderada Josefina Montané, el testimonio de Pipo Olavarría, de la  Fundación Miradas Compartidas que nos habló de la importancia de hacer comunidad y en la entrada del Colegio la exposición de los "corazones peregrinos" que acompañan a los libros "Todos somos diferentes, todos somos importantes" y "Todos somos diferentes, todos necesitamos ayuda".

Tuvimos una enriquecedora jornada en la que cada uno de nosotros “sembró” una semilla en tierra fértil, con ideas para hacer de nuestra casita, una comunidad cada vez más acogedora, segura, colaborativa y estimulante, en la que cada uno es valorado por lo que es. Nuestra casita siempre ha tenido sus puertas abiertas y somos capaces de modificarlas las veces que sea necesario para que todos puedan ingresar. Esto fue lo que celebramos y que nos enorgullece.

Todos tenemos la gran responsabilidad de mantener este espíritu de apertura al cambio y a las diferencias y poder transmitirlo a otros espacios de la sociedad.

Agradecemos la presencia y activa participación de los apoderados que con entusiasmo entregaron tiempo y dedicación a este día, asistiendo al acto cívico, dando charlas y exponiendo.